RELLENOS FACIALES

Los rellenos faciales son productos que van a ser infiltrados, en la piel para corregir la falta de volumen que se produce en determinadas zonas de la cara como consecuencia del envejecimiento. También puede utilizarse en determinadas arrugas que no responden bien al tratamiento con toxina botulínica o el camuflaje de ciertas cicatrices.

Hay muchos materiales disponibles pero de todos ello el más ampliamente conocido es el ácido hialurónico. Es un material totalmente biocompatible ya que se encuentra de forma natural en nuestro organismo y cuyo efecto dura entre 6 y 9 meses. Su capacidad hidrofílica “de retener agua” no sólo aporta volumen en la zona a tratar sino que mejora la textura de la piel de forma muy significativa.

Consulte a su médico estético sobre los distintos tipos e indicaciones. Elegiremos el que más se adapte a sus necesidades (labio, surco naso-labial, pómulos, mentón, sién, nariz o ángulos mandibulares) enfocados a obtener un resultado natural y con estilo.

Somos capaces de obtener desde un labio definido carnoso, sexy y prominente a la corrección temporal de una giba nasal sin cirugía pasando por dar proyección a las regiones deseadas (pómulos, barbilla, sién) o hacer que pase inadvertido el surco que hay entre labio y mejilla.

Es un tratamiento que se realiza en consulta con una duración aproximada de 20 minutos y que requiere de unos cuidados muy leves. Sus efectos no son inmediatos y aumentan los primeros meses con una duración total de unos 9 meses que varía en función de la zona a tratar y el relleno utilizado.