REDUCCIÓN LABIAL

Aunque la mayoría de pacientes que acuden a una consulta de estética facial buscan aumentar sus labios algunos buscan reducirlos en su longitud o proyección. Sin embargo, todos ellos acuden buscando algo cercano al standard de belleza bucal. En la raza blanca, el labio superior constituye 1/3 del volumen total del labio y el inferior los 2/3 restantes. En la raza afro-americana los labios generalmente son más grandes y ambos labios suelen tener aproximadamente el mismo volumen. También encontramos pacientes, independientemente de la raza, con una hipertrofia marcada en una región del labio generalmente en la mucosa. Es lo que se ha conocido como doble labio (double-lip)


INDICACIONES


Es una cirugía indicada en todos aquellos pacientes que quieran disminuir su volumen labial, entre los que encontramos: – pacientes afroamericanos o de raza blanca que quieran suavizar sus rasgos étnicos y tener un aspecto más internacional o que quieran enseñar menos rojo de labio (bermellón) – pacientes con doble labio. – pacientes con un labio tan grande que les moleste al hablar o comer
Es una cirugía en la que es muy importante la valoración exhaustiva por un cirujano maxilofacial competente previa para evitar resultados indeseable y generalmente irreversibles. Es el único especialista capacitado para ésta intervención ya que podrá valorar la exposición del diente y encía del paciente en sonrisa y en reposo, estado y oclusión dental y descartar la presencia de deformidades dentofaciales. Además es importante diagnosticar la causa de hipertrofia del tejido labial y no confundirlo con malformaciones vasculares o linfáticas o parálisis faciales u otro tipo de lesiones que simulen una hipertrofia labial.

LA CIRUGÍA


Es una cirugía sencilla que puede ser realizada con anestesia local y de forma ambulatoria. La cicatriz en la mucha es prácticamente imperceptible. Puede ser necesaria la profilaxis en caso de de que el pacientes sufra episodios frecuentes de herpes labial.


RECUPERACIÓN

Es necesaria cobertura antibiótica y antiinflamatoria en los días posteriores, dieta túrmix y enjuagues suaves con algún colutorio que contenga clorhexidina los primeros días. La aplicación de frío local y dormir con el cabecero de la cama elevado reducirá la inflamación. El paciente tiene que ser consciente de que la recuperación puede llevar unos 7-10 días y, en algunos casos, si la inflamación es mayor, incluso más. El labio es una zona con mucho vasos y eso hace que se inflame más La sensibilidad del labio puede verse temporalmente afectada (lo cual producirá problemas en la retención del líquido) pero se recupera por completo en días/semanas.
Sin embargo a las 2-4 semanas los pacientes refieren estar contentos con su nueva apariencia labial.