OTOPLASTIA

La otoplastia es la cirugía que modifica el aspecto de las orejas, bien porque éstas tengan alguna deformidad o sean muy prominentes (de soplillo) o muy grandes.

INDICACIONES

Está indicada en todo paciente que quiera modificar el aspecto de sus orejas, tanto en adultos como en niños. De hecho es la única cirugía estética (salvo alguna rinoplastia en caso de deformidades) que está indicada en niños. Todos conocemos el caso de algún niño o niña en el colegio que ha recibido apodos o insultos como “Dumbo” y es en esos casos donde aparece la otoplastia como solución. Es el niño y no sólo los padres el que tiene que estar motivado para ello, de esa forma tendremos un paciente más consciente y colaborador. Se puede realizar a partir de 6-8 años. Dentro de este apartado también podemos a tratar a mujeres con el lóbulo deformado después de llevar pendientes de mucho peso durante años. En estos casos podemos modificar quirúgicamente el aspecto del mismo. En ocasiones se cierra el agujero de la oreja y es necesario volver a hacerlo.


LA CIRUGÍA

Es una cirugía que se realiza con anestesia local y su duración aproximada es de 40-60 minutos, casos más comlplejos pueden durar algo más. En poco tiempo el paciente está de nuevo en su casa. La forma de la oreja se modifica retirando la piel y cartílago de la oreja sobrante y con suturas permanentes que pliegan el cartílago en la posición final deseada. Todo ello se hace a través de una incisión en la cara posterior del pabellón auricular de manera que la cicatriz es totalmente invisible. Sólo en ciertos niños es necesaria la anestesia general y la hospitalización durante una noche.


RECUPERACIÓN

Es una cirugía con un post-operatorio bueno, con leves molestias que se solucionan con medicación, y que los primeros días incomoda al dormir de lado. Son importantes los cuidados post-operatorios, el uso de una venda ortopédica que proteja las orejas y evitar cualquier actividad que doble las orejas durante las primeras semanas son fundamentales. Los adultos pueden reincorporarse a su actividad normal en unos 5 días y los niños pueden volver al colegio en 1-2 semanas aproximadamente con especial cuidado o evitando la actividad física.