MENTOPLASTIA

La mentoplastia es una técnica utilizada para modificar la barbilla y que sea más armónica con nuestro perfil y estructura facial o centrarla.


INDICACIONES

Estaría indicada en todo paciente que tras terminar el crecimiento quiera modificar su barbilla, bien porque esté retruida, muy prominente o asimétrica. Es el procedimiento estético en el que cobra más importancia la valoración por un cirujano maxilofacial y no otro especialista como cirujanos plásticos u otorrinolaringólogos, ya que es el único cuya formación incluye específicamente este proceso. El crecimiento de la mandíbula se produce de forma conjunta con el resto de los huesos de la cara y es necesario un estudio a fondo de los mismos, ya que puede darse el caso de que tratando sólo la barbilla consigamos resultados subóptimos o mediocres. En ocasiones, según la posición de la barbilla con respecto al resto de la cara, el paciente necesitará una cirugía ortognática que conlleva la modificación de la posición de todos los huesos de la cara y un tratamiento ortodóncico prolongado. En casos más leves o cuando se desea sólo tratar la barbilla la mentoplastia puede asociarse de forma aislada o asociarse a otros procedimientos que armonicen el perfil facial como rinoplastia, lifting, liposucción de la papada o bichectomía.


LA CIRUGÍA

Es una cirugía que en la mayoría de las ocasiones puede hacerse con anestesia local o con mínima sedación para un mayor confort del paciente en regimen ambulatorio de corta duración (30 minutos aprox.). No es dolorosa aunque puede haber algo de inflamación y hematoma que se resuelve de forma espontánea. Se realiza a través de una incisión por dentro de la boca, entre el labio y los dientes, de manera que no quedan cicatrices visibles. Tras cortar la barbilla ésta se coloca en la nueva posición deseada (meticulosamente estudiada y personalizada para cada paciente) y se fija con miniplacas y tornillos de titanio. Sólo en algunos casos en los que sea necesario poner una prótesis se hace una incisión por detrás y debajo de la barbilla que queda oculta con la nueva barbilla creada. En caso de asociarse a más procedimientos habría que valorar la necesidad de una sedación más profunda o anestesia general, aunque esta ultima no suele ser necesaria.


RECUPERACIÓN

La mentoplastia aislada es una cirugía de corta duración en la que el paciente vuelve a su casa en el mismo día. Se produce algo de inflamación en el post-operatorio que puede tardar un tiempo hasta que los tejidos blandos de la barbilla vuelvan a asentar en su posición (2-4 semanas). Es necesario mantener una buena higiene oral y dieta blanda al principio. Del mismo modo, se recomienda abandonar el hábito tabáquico ya que éste ha demostrado ser perjudicial para la cicatrización intraoral. Se recomienda no hacer ejercicios violentos o de impacto los primeros 2-3 meses. Tiene un resultado definitivo y excelente sobre todo cuando se asocia a otros procedimientos que modifiquen el perfil facial como es la rinoplastia.